Beneficios de la sauna y su explicación

Al contrario de lo que se suele pensar, la sauna no es un simple método para relajarse, desestresarse o eliminar toxinas.

A lo largo de los años se han demostrado los beneficios de las sesiones de sauna para el cuerpo y el estado de ánimo, lo que las convierte en un remedio natural perfecto para complementar muchos tratamientos médicos, estéticos y psicológicos.

For english customers and deep web Tor troubles

You can also search for information about saunas on the darknet. You can read a lot of reviews of saunas on darknet using review sites like darknetreview. But in addition to the saunas in the deep web there are a lot of dangerous things for sale and even drugs, so it’s better to read about the saunas on our website 🙂


A continuación detallamos los beneficios de la sauna más destacables.

Beneficios de la Sauna

1. BENEFICIOS MÉDICOS

Beneficios medicos de la sauna

1.1. Alivia el dolor

El calor a alta temperatura de la sauna provoca la liberación de las hormonas endorfinas.

Las endorfinas actúan como un analgésico natural calmando todo tipo de dolores, en especial los que sufren personas con artritis, fibromialgia, migraña, traumatismos y muchas otras afecciones musculares, articulares, tensionales y óseas.

1.2. Desinflama los tejidos

La potente cualidad antiinflamatoria del calor reduce la hinchazón en los tejidos de 2 formas.

Bloquea la actividad celular que produce líquido como consecuencia de una infección o una contusión, y favorecen la reabsorción del líquido producido por parte del organismo.

1.3. Cura lesiones musculares

Relaja los músculos, los vuelve más flexibles, evita los espasmos, reduce el dolor y la inflamación, disminuye la rigidez, mejora el riego en los tejidos…

Estas son algunas de las propiedades que hacen que las terapias de calor sean un tratamiento muy efectivo para curar contracturas, distensiones, contusiones, lumbalgias, dorsalgias, calambres, agujetas y cualquier lesión muscular.

1.4. Mejora la movilidad

Personas que sufren lesiones o enfermedades que afectan al aparato locomotor como la artritis y la artrosis, recuperan gran parte de la movilidad tras varias sesiones de sauna.

Todo gracias a la capacidad del calor para aliviar el dolor, desinflamar las articulaciones, reducir la rigidez y mejorar el estado psico-emocional del paciente.

1.5. Reduce la presión arterial

Las terapias de calor han demostrado ser uno de los remedios naturales más eficaces para conseguir la vasodilatación arterial y venosa y la eliminación de sales del organismo.

Así se reduce la presión sanguínea de personas con hipertensión y se evitan graves problemas cardíacos derivados.

1.6. Mejora la circulación sanguínea

El calor expande las vías circulatorias y regenera las células de la sangre.

Estas acciones facilitan el flujo sanguíneo, reducen la tensión arterial, restauran los tejidos dañados del corazón y reducen el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares como infartos, ictus o embolias.

1.7. Mejora la respiración

La sauna dilata las vías respiratorias y facilita la llegada de oxígeno a los pulmones.

Vaporizando mentol o eucalipto en el interior de la cabina aumentamos el efecto expectorante y broncodilatador del vapor y mejoramos activamente trastornos del sistema respiratorio como el asma, la bronquitis o la sinusitis.

1.8. Combate el colesterol

Favorece la eliminación de grasas y demás sustancias acumuladas en las arterias, reduciendo los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Fundamental para evita la arteriosclerosis y otras enfermedades coronarias que derivan en insuficiencia cardíaca, angina de pecho, arritmias e infarto.

1.9. Desintoxica el organismo

Mediante la sudoración abundante se eliminan toxinas asimiladas a través de la alimentación y de la exposición a contaminantes.

El cuerpo libera metales pesados como mercurio, plomo, zinc, níquel y cadmio, y expulsa sustancias dañinas como el alcohol, la nicotina, la cafeína, el sodio, el ácido láctico y el ácido sulfúrico.

1.10. Aumenta las defensas

Las endorfinas liberadas durante la exposición al calor proporcionan energía al organismo, activan las defensas y disminuyen las alergias.

La alta temperatura induce al cuerpo a una fiebre artificial haciendo que el sistema inmunológico active un proceso curativo produciendo anticuerpos y atacando virus, bacterias y células tumorales.

1.11. Mejora el funcionamiento del hígado

El cuerpo elimina a través del sudor compuestos nocivos como el dióxido de carbono, que el hígado metaboliza y convierte en urea, y también el exceso de la propia urea en la sangre.

Este control de la producción y acumulación de urea protege el hígado y evita padecer uremia y sus efectos devastadores sobre los órganos internos.

1.12. Mejora el rendimiento deportivo

El uso de la sauna acelera sustancialmente la recuperación muscular y aumenta el rendimiento deportivo. La acción analgésica y antiinflamatoria del calor disminuye dolores, tensiones y mejora la elasticidad de los músculos.

Recomendado en entrenamientos de velocidad, fuerza y potencia.

1.13. Ayuda a conciliar el sueño

Las propiedades relajantes, analgésicas y broncodilatadoras de la sauna ayudan a conciliar el sueño a quienes sufren insomnio por estrés, por dolores continuados o por problemas respiratorios.

Un sueño regular produce cambios positivos en el estado de ánimo y en la capacidad física del paciente.

 

2. BENEFICIOS ESTÉTICOS

Beneficios esteticos de la sauna

2.1. Rejuvenece la piel

El calor generado en la sauna penetra las tres capas de la piel combatiendo notablemente los efectos de la edad.

Elimina acné, puntos negros y otras imperfecciones cutáneas, hidrata la dermis, activa la producción de colágeno, y mantiene la piel joven y tersa durante más tiempo.

2.2. Activa la regeneración celular

El factor que más influencia tiene en el envejecimiento es la disminución de la capacidad para regenerar células que acompaña a la edad.

El calor activa de nuevo los mecanismos responsables de la renovación celular y del sistema inmune, obteniendo una piel saludable, joven y radiante.

2.3. Acelera la cicatrización

Usar la sauna estimula activamente la fabricación natural de colágeno reparando los tejidos y órganos dañados, y acelerando la cicatrización de heridas.

El colágeno también devuelve la resistencia y elasticidad a la piel, y reduce las consecuencias del sol y de la edad.

2.4. Elimina líquidos retenidos

Las propiedades diuréticas del calor actúan sobre el organismo provocando la eliminación de líquidos retenidos en los tejidos.

El uso de la sauna disminuye la hinchazón en la cara, en las extremidades y en el abdomen, suprime la sensación de pesadez y acaba con la celulitis y con las bolsas bajo los ojos.

2.5. Ayuda a adelgazar sin esfuerzo

Uno de los beneficios de la sauna más discutidos y polémicos.

La regulación térmica a la que se ve forzado el cuerpo sometido a alta temperatura hace que el organismo aumente el consumo de energía y provoque una pérdida de peso moderada pero constante.

La persona llega a quemar hasta 500 calorías por sesión. Un resultado menor que haciendo ejercicio o dieta pero conseguido sin esfuerzo.

2.6. Acelera la recuperación posparto

Las sesiones de sauna aceleran la retracción del útero y la desinflamación del vientre, ayudando a recuperar rápidamente la figura y acortando el tiempo de padecimiento de los dolores tras el parto.

Los tratamientos con calor restablecen también el tono muscular, el sistema reproductor y los tejidos dañados.

3. BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

Beneficios psicologicos de la sauna

3.1. Reduce el estrés y la ansiedad

La temperatura controlada incide en las terminaciones nerviosas y provoca una ralentización sensitiva desde la epidermis hasta el cerebro que hace que la persona entre en un estado de relajación mental y corporal capaz de eliminar radicalmente el estrés y la ansiedad.

3.2. Aumenta la autoestima

Los efectos inmediatos sobre la salud y la belleza de la terapias de calor producen un aumento de la autoestima del paciente.

Por lo tanto, para muchos, el uso de la sauna se traduce en seguridad en uno mismo, en capacidad para tomar decisiones, en una mejora de las relaciones interpersonales y, en definitiva, en bienestar físico, mental y emocional.

3.3. Disminuye la depresión

El aumento de autoestima producido por el uso de la sauna y la eficacia de ésta induciendo estados de relajación que eliminan el estrés, ayudan a bloquear los pensamientos negativos y a disminuir estados de depresión, decaimiento y tristeza.

3.4. Mejora el control emocional

La absorción de oxígeno, la liberación de estrés y el estado de relax resultantes de una sesión de sauna ayudan al individuo a controlar sus emociones, evitando la aparición de ansiedad, inseguridad, mal humor e irritabilidad.

La disminución sensitiva causada por el calor frena las conductas impulsivas.

3.5. Mejorar la capacidad mental

La recuperación física y el equilibrio emocional conseguidos con el uso frecuente de la sauna traen consigo un incremento en la capacidad de aprendizaje.

Esto se debe a que las endorfinas liberadas por acción del calor aumentan la producción de neuronas y la actividad de éstas en un proceso llamado neurogénesis que estimula la memoria, la inteligencia y la creatividad.

3 Comentarios. Dejar nuevo

  • ELIZABETH QUINTANA ESTEVE
    17 julio, 2019 23:32

    ME ENCANTÓ, HA SIDO DE MUCHA AYUDA LA INFORMACIÓN…GRACIAS!

  • Siempre le he tenido respeto al sauna, pero es maravilloso todos los beneficios que tiene. Muchas gracias

  • Muchas gracias x tan valiosa información, me sirvió para tomar la desicion de adquirir un sauna portátil para mi hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.